Pasaron 15 días desde el 11 de noviembre del inicio de la llegada los centroamericanos de la Caravana Migrante a Tijuana, desde entonces ya hay 5 mil 851 migrantes en el albergue en el gimnasio Benito Juárez y por tanto hay suficiente demanda de platillos típicos. La situación ya es aprovechada por los emprendedores improvisados que ya venden Baleadas.

Cuestan entre 10 y 15 pesos, están envueltas en papel aluminio y son preparadas en casas cercanas al albergue. Hay migrantes que han hecho negocio con tijuanenses de la zona Centro de la ciudad, preparan los alimentos y los llevan fuera del albergue para la nostalgia de los centroamericanos que llevan fuera de Honduras, El Salvador y Guatemala desde la segunda semana de octubre, poco más de un mes sin probar sus platillos típicos.

LEE: Nacen los primeros 2 bebés centroamericanos en Tijuana

Las Baleadas son tortillas de harina, servidos con frijoles refritos, queso, tal vez poca verdura y podrían llevar carne frita o deshebrada, embutidos como chorizo y jamón. La Baleada es un platillo servido en el norte de Honduras en San Pedro Sula, El Progreso, Tegucigalpa, Comayagua, Tela y La Ceiba.

Hay otros comerciantes que han decidido vender cigarros sueltos. Aunque es comercio informal, la policía municipal y federal lo han permitido pues el perímetro del albergue es resguardado por ellos, un espacio considerado más que un albergue o un asilo, realmente por el hacinamiento como un Gueto.

Comentarios