La arquidiócesis de Tijuana por décimo novena vez consecutiva realizó la Marcha a favor de la Vida y la Paz el domingo 24 de marzo.

No tiene en ningún momento sentido de denuncia ni de confrontación, es más bien una propuesta positiva, es una fiesta ciudadana abierta, la convoca la Iglesia Católica, pero tiene un sentido de bienestar para la comunidad. Lo que queremos presentar es un anuncio de lo que queremos que sea Tijuana’’, dijo Francisco Moreno Barrón, Arzobispo de Tijuana minutos antes de iniciar la marcha.

Partiendo del ex Toreo de Tijuana para concluir en el Auditorio Municipal de la ciudad donde se celebró la Santa Misa con todos los asistentes. Encabezó la marcha el Santísimo Sacramento, seguido del Arzobispo Francisco Moreno Barrón, sacerdotes, seminaristas, comunidades religiosas y fieles laicos.

LEE: Iglesia perdona a los asesinos del sacerdote emboscado en Rosarito

El Arzobispo hizo mención de lo doloroso que resulta que Tijuana sea el primer lugar de violencia a nivel mundial, por eso es importante recalcar que quienes participaron en la marcha es gente de paz. ‘’La Iglesia por ser una comunidad social tiene el compromiso de colaborar en la construcción de la Paz y ésta iniciativa de marchar por la Vida y la paz es un fermento en la masa, una expresión nuestra de fe’’. No basta solamente con que digamos que queremos paz, es necesario orar por la paz.

Durante el trayecto de la marcha el Arzobispo pidió que aquellos que fomentan la violencia escuchen el clamor del pueblo que quiere paz, que escuchen este llamado al respeto de la persona humana, que ellos se valores así mismos y disfruten también con su familia los valores de la vida. ‘Pedimos a los grupos delictivos que abran su corazón a esta expresión social para que ellos se sensibilicen,  para que por su propio bien, el de sus familias y de nuestra sociedad depongan las armas, la violencia y sean también constructores de paz junto con nosotros’’

Comentarios