Los defectos de nacimiento son condiciones que se presentan cuando nace el bebé, cambiando la forma o funcionamiento de una o varias partes del cuerpo, a su vez pueden causar problemas en la salud en general. El Tubo Neural es la complicación más común y es la que se debe cuidar para disminuir los riesgos.

Algunos ejemplos son el bajo peso al nacer, defectos del tubo neural, daños congénitos del corazón, pequeño desarrollo para la edad gestacional, nacimientos a pre término o parto prematuro así como abortos espontáneos.

Al cierre del 2017 en Baja California se tiene el registro de 71 casos de Defectos del Tubo Neural, de los cuales 15 pertenecen a la Jurisdicción de Mexicali, 28 a la Jurisdicción Tijuana que comprende Tecate y Playas de Rosarito, 27 a Ensenada y uno a Vicente Guerrero.

LEE: ¿Sabes cuántos hijos quieres tener? Defínelo así: con un experto

Para prevenir este tipo de condiciones es importante adoptar un estilo de vida saludable antes de quedar embarazada, la buena salud física y mental previa y durante el embarazo, aumentan las posibilidades de tener un bebé sano y evita problemas como diabetes gestacional, aborto espontáneo o un parto prematuro, así como problemas en el recién nacido como bajo o excesivo peso al nacer.

La dieta y el estado nutricional de la madre antes y durante el embarazo, son uno de los factores ambientales más influyentes tanto en el desarrollo fetal como en el potencial reproductivo de la mujer, así como en el estado de salud de los hijos; el zinc, el hierro, el yodo, los ácidos grasos omega-3, el ácido fólico y otras vitaminas del grupo B, son los minerales y micronutrientes en los que se ha encontrado mayor evidencia de una relación positiva con el desarrollo fetal.

Siempre es importante que las mujeres embarazadas a acudan a su unidad de salud más cercana, para orientarlas a llevar un adecuado control prenatal y prevenir posibles complicaciones.

Comentarios