De manera inédita e histórica, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, parafraseó y citó a una autoridad mexicana para hablar mal de la Caravana Migrante. En un tuit publicado durante la mañana del domingo, el presidente estadounidense volvió a pedir que los hondureños se regresen a Centroamérica, “Go Home”, escribió luego de hacer referencia al alcalde de Tijuana.

LEE: Harán consulta en Tijuana para ya no recibir migrantes, dice el alcalde

El alcalde de Tijuana, México, acaba de afirmar que “la ciudad está mal preparada para manejar a muchos migrantes, el atraso podría durar 6 meses”, escribió el presidente Donald Trump.

La orden de Donald Trump de aumentar la vigilancia en la frontera ha recrudecido el cruce vehicular y peatonal, de sur a norte y viceversa. Hay soldados norteamericanos postrados en 4 carriles del cruce de San Ysidro y desde el lunes quedaron deshabilitados para dejar espacio a un pequeño campamento en el primer frente en territorio estadounidense. La Policía Federal en México puso una serie de vallas metálicas a menos de 200 metros de distancia, son filas de obstáculos listos para mitigar cualquier conato de violencia. Peatonalmente hay un carril para los que transitan diariamente que deberán tomar precauciones porque los tiempos de traslado podrían triplicarse ante la incertidumbre de la estrategia que aplicarán los Centroamericanos que supuestamente quieren pedir asilo humanitario pero son menos del 10% los que han solicitado el trámite.

La Policía Federal vallas de protección como medida prevención

Posted by Jorge Fregoso on Saturday, November 17, 2018

Durante el domingo hubo otro momento de tensión con la organización de dos protestas a las 9 de la mañana, una a favor y otra en contra de la Caravana. La que pugnó por la tolerancia tuvo una afluencia de 100 personas aproximadamente, la que apoya el falso “patriotismo” eran 300 que molestos marcharon por la zona Centro de la ciudad y por la tarde se acercaron al gimnasio donde están albergados 2 mil 500 centroamericanos en Tijuana. La policía se había preparado con agentes antimotines y así impidieron un conato de violencia.

Mientras las pancartas de los protestantes decían “No a la invasión”, una manta blanca fuera del albergue decía “Gracias México por su ayuda y cariño”.

Hasta las 1 de la tarde del domingo, en el refugio había un total de 2 mil 526 centroamericanos, de los cuales mil 461 son hombres; 546 son mujeres; 181, niños; y 338, niñas. Es decir que uno de cada 5 son niños y en la cifra general, 2 de cada 5 son mujeres.

Comentarios