Los escapes de orina involuntarios entre los niños son comunes, ya sea en la cama como en momentos socialmente inadecuados. El padecimiento es conocido como enuresis.

“El tratamiento que se ofrece al menor participan el médico familiar, pediatra, urólogo, psicólogo y paidopsiquiatra”, explicó Salvador Cuevas Villegas, jefe de Urología Pediátrica del Centro Médico Nacional La Raza.

Es una terapia integral efectiva en el 98% de casos de niños enuréticos. Los pacientes bien tratados y diagnosticados, se resuelven exitosamente, y entre los tres a seis meses se logran controlar perfectamente.

Generalmente este problema predomina en varones, en una relación de tres a uno, y se ha visto que está asociado con el desarrollo o madurez psicomotriz para lograr el control de esfínteres.

Un niño debe tener control de esfínteres como máximo a los cinco años de edad, pero si rebasa este periodo se considera enurético.

Hay varios tipos de enuresis: la mono sintomática, en la que el niño sólo se orina de noche y la no mono sintomática, donde además de que se orina en la noche, tiene escapes de orina durante el día.

LEE: ¿Cómo detectar si los niños tienen cáncer o algún tumor?

La enfermedad también se clasifica en primaria: cuando el menor desde pequeño no tiene control eficiente de esfínteres; y secundaria: el niño no tuvo problemas durante mucho tiempo, pero a partir de un evento en su vida empieza a orinarse. Esos momentos fuertes pueden ser: fallecimiento de un familiar o mascota o divorcio de los papás.

Lo importante es dar apoyo psicológico al menor para reafirmar su autoestima, diciéndole que él es normal y que no es un niño “malo” o “cochino”. Los papás no deben compararlo con los hermanos, ni ridiculizarlo y mucho menos maltratarlo. Siempre hay que tratar de estimularlo, hacer un reconocimiento verbal amplio; para que el niño se dé cuenta que su esfuerzo no pasa desapercibido.

La enuresis existe y que tiene una resolución muy satisfactoria cuando interviene todo este equipo multidisciplinario de profesionales de la salud.

Comentarios