Recomendable
4.0Nota Final
Historia
Guión
Ritmo
Animación
Puntuación de los lectores 2 Votos

Next gen o Robot 7723, me gustó por su frescura y su calidad en animación. Seguramente aquí influye mi gusto por las historias del futuro distópico pero realmente encuentro una trama novedosa en donde el villano es cliché de alguien malo que quiere destruir al mundo pero el resto de los personajes son complejos y con dificultades para distinguir entre lo bueno y lo malo.

Robot 7723 es la historia de Mai y 7723, un robot y una niña caprichosa y enojada con la vida. Ambos desarrollan una relación afectiva y en el inter descubren el malévolo plan de una corporación por destruir a la humanidad aprovechando el abuso de la tecnología en la que la población ha depositado su confianza. Mientras el robot lucha contra su propio espacio de memoria para seguir almacenando recuerdos, Mai trata de reenamorarse de la vida y de su familia.

La película se parece mucho a Grandes Héroes de Marvel, o Big Hero 6 y un poco a Terminator con guiños a películas de Pixar. Tiene muchas escenas de acción bien justificadas en una animación impecable. En la historia se nota un fuerte conflicto de personalidad de Mai, que inicia como una niña enojada con la vida por el abandono de su padre y su madre refugiada en la compañía de los robots y las comodidades de la tecnología y termina como una niña en vías de la madurez, valorando la amistad.

LEE: Cuando los súper héroes nos sorprenden, Marvel y su Infinity War

Me parece fresca porque mezcla diferentes partes de otras historias y logra presentar una propuesta digna en una animación interesante, fluida y agradable propuesta de diseño. Las escenas de acción bien cuidada en escenarios futuristas. Me atrevo a pensar que el villano es una parodia de Steve Jobs.

Recomiendo mucho la película y que no pierdan detalle, pues la historia demanda atención para comprender el universo complejo. Espero que no tenga secuela, que no echen a perder una historia con tal de hacerla comercialmente exitosa, pues la niña y el robot podría ser atractivos para convertirse en mercancía. La película costó 20 millones de dólares, una suma baja para lo que manejan las producciones de animación, pero con mayor calidad de lo que el promedio ofrecen,.

La película está publicada en Netflix desde el primer fin de semana de septiembre y sus efectos me hacen extrañarla en la pantalla de una sala de cine.

Comentarios