A Policía Federal  y elementos de la Profepa detuvieron a un auto tipo panel que era conducido por 2 personas y en donde trasladaban cajas que contenían ejemplares de vida silvestre, con destino a la ciudad de Ensenada. Abrieron las cajas que contenía un cachorro de tigre de bengala (Panthera tigris), identificado por sus características físicas, como un macho de aproximadamente 1 mes de haber nacido; además de ocho ejemplares de Cocodrilos de Pantano (Crocodrylus moreletii).

Las personas que trasladaban a los ejemplares presentaron algunos documentos con los que pretendieron comprobar la procedencia legal de los ejemplares. Pero las remisiones no cumplen con los requisitos que establece el art. 51 de la Ley General de Vida Silvestre (LGVS) y el art. 53 de su Reglamento para amparar la procedencia legal, no encontrando tampoco marcaje alguno en el cuerpo de los ejemplares.

LEE: Escuchaban rugidos entre las maletas, encuentran león en equipaje

Para el caso del tigre de bengala, se exhibió nota de remisión expedida por otra comercializadora, en la cual se describe la venta de un ejemplar de Tigre de bengala con la descripción un sistema de marcaje, el cual no coincidía con el identificado en el cuerpo del cachorro.

El tigre de bengala es un macho de aproximadamente un mes de edad y los 8 cocodrilos de pantano. Las dos personas que las transportaban se encuentran en la PGR vde Tijuana  con la documentación presentada para acreditar su legal procedencia no reunía los requisitos establecidos en la legislación ambiental vigente.

La Procuraduría Federal de Protección al Ambienta, la Profepa es la responsable del aseguramiento y dictamen de identificación de un ejemplar de tigre de bengala y de ocho organismos de Cocodrilo de Pantano en Tijuana, en el estado de Baja California.

Comentarios