Buena
3.2Nota Final
Historia
Guión
Ritmo
Animación
Puntuación de los lectores 1 Voto

Ya no es Fimnation, ahora es Netflix y Dreamworks los que traen una refrescada historia de She Ra, la princesa del poder. Una serie que nos llenará de nostalgia con una interesante historia para niños. La serie empodera a las niñas y puede funcionar para reforzar valores de amistad, unión y confianza.

La nueva serie de She Ra es la historia de Adora, una niña de Ethernia que fue adoptada y reclutada para servir en las fuerzas de Hordak. Por accidente descubre la espada de Grayskull que le abre las puertas al castillo o palacio de cristal y le permite convertirse en la milenaria guerrera She Ra que goza de la tecnología y sabiduría de Los Primeros, los fundadores del planeta. Ahora defenderá a los pacíficos reinos de Ethernia contra quienes luchó al ser parte de la orden de Hordak. En la nueva serie veremos que la villana es Catra, amiga de la infancia de She Ra y que tratará de vencer a la guerrera por el rencor acumulado por años en el ejército.

LEE: Cobra Kai, una grulla contra Netflix al estilo Karate Kid

Realmente la historia es bélica, pero infantil, en espíritu es similar a la creada en 1985 a 1987, pero con guiones y mucho más ágiles e inteligentes. Las escenas de acción muy cuidadas y los personajes con diferentes motivos, por momentos todos muestran su lado oscuro y el bondadoso, es fácil que los niños se puedan identificar con los personajes que acompañan a Adora en este remake de She Ra.

Con exactitud no se puede saber si Adora sigue siendo hermana gemela de Adam, es decir si She Ra tiene una relación con un He Man, lo que sí es cierto es que en un par de escenas se hace referencia a Grayskull, el emblemático castillo de Eternia, un planeta en otra dimensión de Ethernia. Tampoco se sabe si Hordak sigue siendo un maestro de Skeletor, pero las sutiles referencias existen.

She Ra ahora no oculta su identidad, todos saben que ella es Adora que tiene un corcel muy similar a la caricatura de los 80 producida por Mattel, sigue conservando y luchando con sus amigos aunque ahora son “las princesas” y antes eran “los valientes rebeldes”.

La serie tiene buena profundad y ligereza suficiente para los niños, el diseño está inspirado en la caricatura de los 80 y con referencias marcadas al anime. Tiene un ambiente futurista con referencias a los asistentes inteligentes como Siri.  Hay diseños, tanto gráficos como literarios, para formar personajes que están respaldando a la comunidad LGBT, lo que ayuda al tema de inclusión. Todo se siente orgánico e inteligente, es una buena aventura recomendable para verla con los niños.

Comentarios