Con la intención de promover espacios seguros para las niñas y mujeres se colocaron insignias de “Punto Naranja”. Son distintivos en comercios de la Delegación Municipal Centro como símbolo de no violencia de género.

“El punto naranja es un espacio seguro que recibirá a niñas y mujeres que han sufrido algún episodio de violencia en su vida, próximamente se sumarán bibliotecas, negocios, planteles educativos y estaciones de gasolina. Cada uno estará dotado de una guía informativa que los empleados deberán seguir para una atención oportuna, así como los números de emergencia a dónde canalizar a la víctima”, comentó Gabriela Navarro, directora del Immujer.

El punto naranja se basa en tres pilares de acción, compromiso de poner un alto a la violencia contra las niñas y mujeres, brindar el apoyo a las víctimas, y promover la movilidad segura y el desarrollo igualitario de las y los tijuanenses.

LEE: Golpeó a su pareja hasta arrancarle la vida; encarcelaron al feminicida

Como parte de los acuerdos establecidos con los recintos que se sumen a “Punto Naranja”, personal del Instituto Municipal de la Mujer capacitará en materia preventiva a empleados de los sitios naranja para brindar una atención y canalización efectiva.

El naranja representa la brillantez de un futuro libre de violencia de género; el 17 de noviembre de 1999 la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas declaró el 25 de cada mes, Día Internacional para la Eliminación de la Violencia Contra las Mujeres, por tal motivo el Immujer realiza actividades para promover la causa.

Durante la primera colocación del listón naranja, estuvo presente, la directora general del Instituto Frontera, Gladis Infante y el secretario General de la delegación Municipal Centro, Esteban Davis.

Comentarios