Mala
2.2Nota Final
Historia
Guion
Ritmo
Efectos Especiales
Puntuación de los lectores 1 Voto

Toy Story no se puede comprender sin la visión y corazón del animador y exdirector de Pixar: Jhon Lasseter y la cuarta parte lo hace evidente, es una historia olvidable, forzada sin alma que perfectamente pudo ser un cortometraje con controversias sin sentido que se trataron de sustentar en la melancolía de lo que Pixar hizo en 1995.

Toy Story 4 es la historia de Woody, un juguete que se cuestiona y confronta a sus ideales sobre hacer feliz a un niño a pesar de que ya no jueguen con él. Bonnie, la niña que ahora es dueña de Woody y de Buzz Lightyear, crea un juguete con un tenedor llamado Forky al que le da gran importancia durante 2 días y el juguete al no saber si es basura, un cubierto o un juguete huye  y Woody lo persigue para regresarlo con Bonnie. Buzz irá a rescatarlos y descubrirán a la villana: una muñeca frustrada porque nadie a jugado con ella al tener un daño de fábrica y así encontrará en Woody algo que ella quiere tener a toda costa. En la aventura Woody se reencontrará a su antigua amiga Bo Peep que lo hará reflexionar sobre su vida.

LEE: Los Increíbles 2, podría ser la mejor hecha por Pixar

El guion es completamente un desastre, hay 3 conflictos y no se profundiza en ninguno. Todos los problemas de resuelven de manera absurda o conveniente y rompió con las reglas de convivencia con humanos que se plantearon en las primeras 3 entregas y en sus 3 cortometrajes. Aunque Woody claramente es el protagonista, es mucho más interesante lo que le ha pasado a Bo Peep y la transformación que tuvo durante los años que estuvo ausente.

Lo rescatable de Toy Story es la animación, la fotografía y encuadres así como el ritmo es impecable. Las canciones son las mismas que en las entregas pasadas y los momentos cómicos se los llevan Buzz y un chiste que hace repetidamente que lo disfrutarán, y los 2 pájaros peluches: Ducky y Bunny y un poco Duke Caboom.

Toy Story 4 es una película que dudo volver a ver en el cine, es para el olvido, carece del alma que tienen las otras 3 películas. No hay ninguna escena que te robe el aliento, no hay ninguna en donde haya empatía, ni alguna en donde capture al público. De hecho, se esfuerzan en hacer ver a los humanos como tontos a la merced del juego de los juguetes.

El tenedor, Forky, para el olvido.

Comentarios