Compartir objetos personales como calzado, caminar descalzo en piscinas, baños y vestidores públicos, además de no secar correctamente los pies, son algunas de las causas que originan la aparición de hongos en las uñas de pies y manos.

“Esta infección regularmente inicia en los pies, pero se extiende a las manos cuando existe contacto entre ambas partes del cuerpo”, comentó Fernando Martínez Angulo, director de la Unidad de Medicina Familiar 34 del Instituto Mexicano del Seguro Social, IMSS  en Tijuana.

La enfermedad más común es conocida como onicomicosis, se produce por diferentes tipos de hongos que atacan principalmente la sustancia básica de la uña conocida como queratina.

Las uñas se tornan gruesas, blandas, secas, presentan cambios de coloración y  pierden su consistencia; por ello, recomendó que ante la presencia de estos signos acudir con un especialista para recibir un diagnóstico y tratamiento oportuno.

En el Instituto Mexicano del Seguro Social se aplican distintos estudios para identificar el agente causal del padecimiento y  aplicar el tratamiento adecuado para el paciente, que por lo regular son cremas o pomadas (antimicóticos), que se colocan en las uñas afectadas.

20 por ciento de las consultas diarias en las UMF del Instituto, obedecen a este padecimiento que debe  ser atendido y diagnosticado a tiempo para su total erradicación. Puede existir una recaída de no seguir las indicaciones prescritas por el especialista.

Comentarios