Los poseedores de caballos que jalan carruajes y están en playas para turistas, deberán eliminar sus desechos orgánicos del animal en su jornada de trabajo, así lo contempla la propuesta de la Ley de Protección a los Animales Domésticos del Estado de Baja California del diputado Edgar Benjamín Gómez Macías.

Los coches de caballos son carruajes compuestos por una caja grande que puede tener diversas formas y que se encuentra sobre dos o cuatro ruedas. En la actualidad, son utilizados mayoritariamente en eventos u ocasiones especiales, como en ciertas fiestas o en bodas, así como también es frecuente su uso con fines turísticos, más aún en las Playas de Rosarito y Ensenada.

Edgar Benjamín Gómez Macías Diputado de Baja California

“Hemos visto y escuchado reclamos de la sociedad de cómo los caballos que son utilizados para monta, carga, tiro o labranza, pueden pasar horas parados en el sol, en la lluvia, con frío, sin alimento ni bebida alguna, esperando a ser abordados”, reclamó el diputado Edgar Benjamín.

Los dueños de los caballos que jalan carruajes o que están en las playas para los turistas, no los mantienen en buen estado, ni les proporcionan los cuidados dignos para que estos puedan llevar a cabo la actividad física que realizan gran parte del día, según el diputado.

LEE: Pagarán medio millón de pesos a quienes quieran vigilar y evitar pesca ilegal

Entre las solicitudes planteadas a las autoridades, los ciudadanos les piden tomar conciencia sobre la presencia de estos caballos en las playas, por su maltrato, así como por las heces fecales que van dejando a lo largo de la arena, sin que sus dueños hagan un mínimo intento por recogerlas.

La iniciativa para obligar a los poseedores de estos animales, a hacerse cargo de la limpieza del área; asegurarse de la eliminación total de los desechos orgánicos que haya dejado el animal en su jornada de trabajo y, destinarla a un lugar fuera de la zona urbana donde la autoridad municipal determine.

La ley obliga a realizar cuantas veces sea necesario, servicios de fumigación en el lugar donde preste su jornada laboral el animal, así como en el lugar donde habite, para controlar insectos, moscas, parásitos externos y garrapatas.

 

Comentarios