La nueva normalidad para el fútbol alemán en la Bundes Liga podría excluir la venta de alcohol. Es de las prohibiciones que se plantean para la temporada 20-21 para evitar problemas entre los aficionados durante los encuentros.

LEE. Piden que se disculpe diputada que bebió cerveza en sesión del congreso.

Entre otros sacrificios está el cupo limitado en estadios, revisión del historial clínico de los aficionados y prohibir que los asistentes estén de pie en zonas de tránsito por el estadio.

Comentarios