La empresa Odis Asversa y el Consejo Estatal de Productores de Vid de B.C., firmaron un contrato para conducir y suministrar hasta 1000 litros por segundo (lps) de aguas mejoradas de Tijuana al Valle de Guadalupe. El gobernador Francisco Vega de Lamadrid fue quién firmó el contrato en el Museo de la Vid y el Vino con ambas partes para garantizar el acuerdo en ambos sentidos.

 La obra podría mantener a Baja California en el liderazgo nacional en producción vinícola y reforzar el posicionamiento como ruta turística gastronómica y enológica.

La actividad vitivinícola en Baja California representa una superficie actual aproximada de mil 800 hectáreas del Valle de Guadalupe, con una producción estatal de alrededor de 13 millones de litros de vino, por lo que este nuevo flujo de agua brinda la oportunidad  a los valles productores de vid de la zona del Valle de Guadalupe, triplicar la superficie de riego a más de 6 mil hectáreas.

El agua  cumplirá con normas de calidad internacional y especificaciones solicitadas por los productores y será conducida para  su uso en el riego de la vid para el Valle de Guadalupe.

 “Esta tecnología que se empleará, se utiliza para uso agrícola en países como Chile, Estados Unidos e Israel; generará más de 900 empleos directos en el comercio y la industria, y más de mil empleos en el campo”, explicó Francisco Vega.

El esfuerzo conjunto entre todos los vitivinicultores de la región y la participación de la iniciativa privada no compromete la liquidez, ni genera endeudamientos según el Gobierno del Estado.

LEE: Baja California tendrá 4 vuelos directos a nuevos destinos en México

 El representante legal de Odis Asversa S.A. de C.V., Fabián Yáñez Carbajo y el representante de los vitivinicultores, Camilo Magoni que indicó que la obra se concreta después de 14 años, por lo que vendrá a detonar el valle y se convertirá en un proyecto piloto a nivel nacional.

Comentarios