El martes 18 de septiembre, habrá cierre parcial en la Vía Rápida Oriente y Vía Lenta, a partir de las 11 de la mañana. Las obras se llevarán desde la calle Tamayo, entre la gasolinera y una agencia de venta de autos, donde se instalarán 9 bocas de tormenta y se repararán descargas pluviales que cruzan la vía.

Es para “evitar grandes encharcamientos en esa zona de la Vía Rápida con la llegada de las lluvias, por lo que solicitamos la comprensión de la ciudadanía” expresó el secretario de Desarrollo Urbano, Everardo Lona López.

El tránsito vehicular de la Vía Lenta Oriente se desviará hacia la calle Tamayo, de ahí tomarán avenida Juan Ojeda Robles, que se convertirá de un solo sentido en dirección a la avenida Padre Kino.

LEE: ¿Hasta cuándo seguirá bloqueada la Vía Lenta en Tijuana?

Asimismo, el flujo vehicular de Vía Rápida Oriente será desviado hacia la Vía Lenta, alrededor de 50 metros más adelante del primer cierre, aprovechando la gaza de incorporación.

Los automovilistas se podrán reincorporar tanto a la Vía Lenta, como a la Vía Rápida Oriente a la altura del Hospital General, donde el flujo de vehículos será el regular.

Comentarios