Con las altas temperaturas también llegan los riesgos de enfermedades estomacales con alimentos delicados en su preparación, como el pescado que en algunos platillos y estilos de cocina se acostumbra comerlo crudo. Ahí es cuando no es recomendable.

“Evite consumir pescados o mariscos crudos, cabe recordar que el limón no mata las bacterias, así como evitar el consumo de alimentos preparados en la vía pública, pues estos se contaminar más fácilmente con microrganismo en el ambiente”, comentó el médico Pedro Ruiz Lizárraga, Jefe Interino de la Jurisdicción de Servicios de salud en Tijuana.

El consumo de alimentos o agua contaminada puede provocar infecciones gastrointestinales con síntomas dolor abdominal, nauseas, vomito, dolor de cabeza, diarrea, malestar general, entre otros, por lo cual la persona afecta debe acudir a su unidad de salud más cercana para recibir atención médica y bajo ninguna circunstancia, medicarse sin la previa revisión de un doctor.

“Los alimentos se pueden descomponer más rápido con el calor, se recomienda a la población comprar solo lo que se va a consumir el mismo día o máximo al día siguiente, evitando siempre dejar a la intemperie”, insistió el doctor Ruiz.

Las infecciones gastrointestinales se pueden prevenir realizando sencillas acciones como el lavado de manos, así como de frutas y verduras, sobre todo en las edades vulnerables como los niños menores de 5 años y adultos mayores.

Existen varios factores para que se presente una enfermedad transmitida por alimentos descompuestos fáciles de identificar, debido a los cambios de color, olor, sabor y apariencia, provocando rechazo a su consumo; además de la falta de higiene del personal que prepara y sirve los alimentos, además de que el establecimiento debe estar completamente limpio.

Comentarios