El secretario de Salud expuso que, aunque Baja California seguirá en color rojo en el semáforo sanitario, muestra una tendencia “naranja”, de ahí que ” si controlamos las ciudades grandes y la disminución de casos en los hospitales, vamos a salir a un naranja sólido, con las medidas establecidas y las reaperturas graduales”.

 En el caso específico de “Papas and Beer” en Playas de Rosarito, que ha sido un tema muy sonado durante estos días, tanto el gobernador del Estado como el secretario de Salud, informaron que el lugar fue supervisado por la Comisión Estatal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (COPERIS); derivado de la inspección solo se determinó la apertura del área de restaurante.

LEE: ¿Por qué suspendieron el Papas And Beer en Rosarito?

 Durante el ejercicio virtual de preguntas y respuestas por parte de internautas, cuestionaron si existieron sobornos para la reapertura del “Papas and Beer”, en este sentido, el mandatario estatal comentó que en ningún momento se recibieron dádivas de dicho negocio, y que solo cumplieron con los requisitos y medidas de seguridad en el restaurante.

 El mandatario Estatal, también recordó la importancia de reducir el aforo hasta en un 10% el número de personas que asisten a lugares públicos cerrados. “Sería irresponsable por parte de este gobierno aventurarnos a cambiar de color, si lo indica el centro del país, tenemos la latitud para tomar nuestras propias decisiones”.

 El responsable de la Salud en el Estado, recordó la importancia de usar el cubre boca, como medida de protección, sobre todo en el transporte público que es donde se dan las grandes cadenas de transmisión.

 “Debemos tenerle respeto a la enfermedad, no podemos hacer uso de la fuerza pública para meter a las personas a su casa, ni el presidente Andrés Manuel López Obrador, ni el Gobernador Jaime Bonilla Valdez, lo aprueban”, añadió.

Comentarios