Desde las 3 de la madrugada, los usuarios de la garita de San Ysidro vieron como fue cerrado en su totalidad la Garita de San Ysidro que comunica a Tijuana con San Diego, un acto que no se veía desde la emergencia del 11 de septiembre de 2001. Por grupos de redes sociales se alertaron sobre la contingencia que se debe a trabajos de reforzamiento de seguridad por el puerto.

Los carriles de vehículos 1-5, 12, 19 y 24-26 permanecieron cerrados. Los funcionarios de CBP

Hasta las 4 de la tarde ya estaban abiertas la mayoría de las puertas. El total del cierre demoró casi 4 horas, por la mañana algunas puertas fueron abiertas pero los usuarios tuvieron que esperar más tiempo para tener un cruce más ágil.

Mediante un comunicado, Aduanas y Protección Fronteriza CBP informó que cerraron los carriles debido a trabajos de reforzamiento ya que instalarían “algunos materiales durante el lunes y ya que estuvieran colocados reanudarán las actividades”, se lee.

En las primeras horas de la mañana, los funcionarios de la CBP recibieron informes de grupos de personas de la caravana que se estaban reuniendo en la ciudad de Tijuana para un posible intento o intentos de correr ilegalmente a través del puerto de entrada en lugar de presentarse como lo requiere un oficial de la CBP.

“Esperar hasta que un gran grupo de personas que se encuentran en la frontera para intentar un cruce ilegal es demasiado tarde para nosotros; Necesitamos estar preparados antes de que lleguen al cruce de la frontera”, dijo Pete Flores, Director de Operaciones de Campo en San Diego.

LEE: Prácticamente estrenan Antimotines con manifestantes contra Caravana Migrante

Se presume que la estrategia de CBP fue actuar en el lapso en el que hay menos actividad en el puerto fronterizo. Todo el congestionamiento fue canalizado Otay, una garita con menos carriles para el uso turístico y comercial ya que sus capacidades tienen mayor enfoque en la exportación e importación.

Comentarios