Interesante
3.5Nota Final
Historia
Guión
Actuación
Ritmo
Puntuación de los lectores 2 Votos

Los remakes me hacen tomar distancia porque conocer la historia obliga a que la nueva versión sea mejor y que las sorpresas vengan en la narrativa pues la historia ya es conocida y debe conservarse pulcra en respeto a la esencia o al autor. La nueva entrega de Papillón está producida con bajo presupuesto pero mucha alma.

Papillón de 2018 es exactamente la misma historia que se narró en 1975, es la aventura y frustración de Hanri Chamier, un francés condenado a la cárcel en la Guayana Francesa en América por delitos que presuntamente él no cometió. La película se basa en una novela autobiográfica que escribió en base a sus recuerdos y objetos que recuperó de su estancia en la Guayana y en una isla en donde fue recluido cada vez que era reaprehendido y sometido a los castigos de escaso alimento, silencio y oscuridad.

LEE: Robot 7723, una película que me hubiera gustado ver en el cine

Papillón significa Mariposa en francés, es una pequeña pista de que Henri aceptó espiritualmente su condición de “delincuente” que legalmente tenía y la búsqueda de la libertad.

Las actuaciones son convincentes y hacen que el público se involucre en los planes de escape. Cada castigo, cada impacto, cada esperanza son fielmente trasmitidas al público. El rimo de la edición es ágil e impide el espacio para el aburrimiento y la fotografía es atinada para captar los detalles.

Los únicos detalles en contra son los villanos, que se sienten caricaturizados y sin motivaciones reales y detalles de ambiente en donde se nota la carencia de presupuesto, pues el paso del tiempo en los personajes se siente como una mala broma, con pelucas mal puestas y canas mal pintadas sin un esfuerzo por la caracterización. Pongan atención en los impecables lentes sin rayaduras de uno de los reclusos, amigos de Pepillón y me darán la razón.

El remake de Pepillón es interesante, emociona por lo histórico y lo grotesco, mezcla la aventura con la impunidad, con la injusticia y la esperanza. A comparación de su antecesora, probablemente no gane ningún premio Oscar.

Comentarios