Buena
3.1Nota Final
Historia
Guión
Ritmo
Actuación
Puntuación de los lectores 1 Voto

Interesante pero lenta, La Operación Red Sparrow es una buena historia de espionaje que requiere de mucha atención y tolerancia escenas explícitas de violencia, tortura y sexo. Es una película  que no oculta nada y se toma su tiempo para llevar la trama post segunda guerra mundial.

La película tiene buenos quiebres de trama, giros inesperados, un ritmo lento que obliga a al público a ir con la suficiente energía para ver la historia que explica muchos detalles para que no queden cuestionamientos sin resolver. Tal vez el detalle en la trama sea su gran acierto pero también su fuerte error pues impide que sea para todo público al carecer de subtramas interesantes.

Aunque la violencia y el sexo es explícito, no es una película de acción, se podría considerar como drama y de detectives. Es difícil situar cronológicamente la historia adaptada del libro Red Sparrow de Jason Mathews de 2013, pues por la tecnología se siente de los 90, como los disquete 3/4, pero el arte tiene un estilo de los 70, con costumbres de los 80 con referencias claras a la Guerra Fría y la lucha entre Rusia y Estados Unidos. Es las películas en las que Estados Unidos no gana y posiblemente Rusia tampoco.

LEE: Black Panther, la película profunda y equilibrada que no debes perderte

Operación Red Sparrow trata de un programa de espionaje en el que mujeres y hombres con belleza son adiestrados por el gobierno ruso para infiltrarse y conseguir información de sus enemigos. Dominika Egorova, interpretada por Jennifer Lawrence, decide inscribirse a invitación de su tío ante la presión de mantener a su madre que requiere de cuidados especiales médicos. Dominika sufre un quiebre en su carrera como bailarina, luego un rompimiento amoroso y eso la lleva a ponerse a prueba con tal de sacar a su familia adelante, pero en la operación se enamorará de un agente de la CIA de Estados Unidos y todo se complicará.

La introducción del personaje de Dominika es muy bueno, al igual que el clímax y desenlace del último acto. El resto es muy largo pero con suficientes detalles para no permitirte salir de la sala.

Esperaba más acción considerando que Francis Lawrence es el director con experiencia en películas de acción como Juegos del Hambre. Creo que lo único que pueden ser similar entre ambas cintas son el vestuario y la mujer empoderada como protagónico.

Si te gustan las películas de espías, te gusta el drama o eres fan de Jennifer Lawrence, Red Sparrow es para ti. Una película que requiere de energía y atención por las 2 horas que demora.

Comentarios