Luis Miguel Álvarez Martínez deberá enfrentar una condena de 5 años y seis meses de prisión, una multa de 133 Unidades de Medida y el pago por la reparación del daño por la cantidad de 70 mil pesos y 4 mil 300 dólares, luego de ser hallado culpable por el delito de robo calificado a casa habitación agravado por violencia.

El pasado 6 de junio de 2017 el imputado ingresó a un domicilio ubicado en la colonia Gran Tenochtitlán; aprovechando que los propietarios dormían entró a la propiedad con varios cómplices.

LEE: ¿Cuánto debe pasar en la cárcel alguien que asaltó un Oxxo?

 El propietario narró que ese día escuchó un fuerte ruido y luego escuchó los pasos de varias personas que subían por las escaleras, al salir de su cuarto para ver que sucedía, notó como habían entrado al cuarto de su hijo, a quien ya estaban sacando de la habitación.

Pusieron a todos los miembros de su familia en una habitación y los hicieron tirarse al suelo para posteriormente amarrarlos y así comenzar a hurgar en el resto del domicilio.

De una de las habitaciones se llevaron dinero en efectivo y una caja fuerte, esta última hicieron al dueño que la abriera amenazando con un arma de fuego a un niño para que este no opusiera resistencia y les diera la combinación.

De la caja fuerte, se llevaron más dinero en efectivo y joyas, además se llevaron celulares, carteras y las llaves de 3 vehículos, así como de le casa.

Una vez que fue interpuesta la denuncia correspondiente y se llevaron a cabo las investigaciones correspondientes se logró la captura de Luis Miguel Álvarez Martínez, a quien tras celebrarse un procedimiento abreviado se le impuso la sentencia antes descrita.

 

Comentarios