De los 8 mil migrantes que se esperan en Baja California ya llegaron entre 7 mil 300 y 7 mil 500 centroamericanos. La cifra es inexacta porque los últimos diez camiones llegaron durante la noche del martes en donde los centroamericanos pidieron “raite” o aventón para transitar por el desierto del Centinela y la Rumorosa, pasar por el poblado de El Hongo y atravesar Tecate para llegar en condiciones riesgosas hasta Tijuana.

Se calcula que los últimos 2 mil migrantes llegaron en 15 camiones, algunos caminaron por largos tramos, cargando lo necesario para enfrentar el frío, otros empujando sillas de ruedas y otros carriolas. Fue impresionante como algunos transportistas abrieron las cajas de los tráilers o se detuvieron para que los migrantes se subieran a plataformas de carga y así acercarlos a su destino. A mujeres y niños fue a los primeros que ayudaron mientras que los menos afortunados caminaron la mayor parte del tramo de Mexicali a Tijuana, incluso hay un reporte de un joven de 16 o 17 años que falleció atropellado al caminar por el tramo de La Rumorosa a Tecate en el kilómetro 122 + 700, que cumple con las características de la Caravana.

Al llegar a Tijuana, algunos revelaron sus intenciones  de buscar cruzar a la fuerza  pero desorientados solo tienen certeza que se enfrentarán con obstáculos en México y en Estados Unidos. Los más conscientes optaron por Tijuana por su experiencia en el trato a migrantes y su infraestructura y clima. Su destino sigue siendo incierto.

LEE: Arrestan 1% de la Caravana y Alcalde amenaza a todos los migrantes

En las cifras, oficialmente 2 mil 966 migrantes centroamericanos se encuentran en el refugio habilitado en la unidad deportiva Benito Juárez de la Zona Centro de Tijuana que tendrá que proteger el campamento en donde duermen cientos ante la lluvia pronosticada para este jueves. Al albergue ya llegó una cocina móvil de la Marina Armada de México para alimentar a los centroamericanos. Se presume que Hombres son 1,696, Mujeres 637, Niños 255 y Niñas 377. Poco más de 3 mil están en Mexicali.

De acuerdo a la policía de Tijuana, 40 migrantes han sido arrestados y enfrentaron el proceso de deportación al ser arrestados por ingerir bebidas embriagantes en la vía pública, protagonizar pelitos o por consumir marihuana.

El alcalde de Tijuana, Juan Manuel Gastélum aprovechó la ceremonia del aniversario de la Revolución Mexicana para hacer dos declaraciones, la primera explicando que los medios lo han sacado de contexto por su estilo al expresarse pero minutos antes en su discurso había un mensaje en referencia al éxodo de migrantes hondureños cuando dijo  “que ninguna intromisión nos divida”.

Comentarios