Iniciaron con los trabajos de limpieza y rehabilitación de la Unidad Deportiva Benito Juárez en Zona Centro, habilitada durante 45 días como primer Refugio para miles de integrantes de la Caravana Migrante. Luego de valorar las condiciones físicas y de salubridad del lugar, el pasado 20 de noviembre la Unidad Regional de Protección Contra Riesgos Sanitarios en Tijuana no determinó ningún foco de infección.

Previo a los trabajos de limpieza, se realizó un proceso de fumigación, el área mayormente afectada es el campo de béisbol infantil y juvenil. La rehabilitación contempla también auditorio, baños, gradas y áreas verdes.

LEE: Permanecen en Tijuana más de 2,500 de la Caravana Migrante

“Las personas hacían sus necesidades en prácticamente todas partes, el trabajo de limpieza será arduo y la meta es dejar habilitado al cien por ciento para beneficio de los usuarios”, señaló el delegado municipal, Génaro López.

“Una cuadrilla de cien personas, ocho unidades con capacidad de hasta 7 toneladas, en total han sido retiradas 40 toneladas de residuos pesados y domésticos, la intención es iniciar y no parar hasta dejar el espacio limpio en su totalidad para que posteriormente procedan a la ejecución del proyecto”, mencionó Rubén Orozco, sus director de limpia.

La Unidad Deportiva Benito Juárez cuenta con  una dimensión de 14 mil metros cuadrados. “Previo al fenómeno migratorio, un promedio de mil personas gozaban de las instalaciones, se realizaban además torneos diversos, gimnasio de box, liga de fútbol rápido de Zona Norte y la Liga Guaycura de béisbol infantil”, señaló el director del IMDET, Adalberto Sánchez.

Comentarios