Bien
2.5Nota Final
Historia
Guion
Efectos Especiales
Ritmo
Puntuación de los lectores 0 Votos

Hay que dejar bien en claro que Mary Poppins de 1964 y el Regreso de Mary Poppins de 2018 son musicales. La versión actual dura poco más de dos horas y curiosamente, aunque es una película familiar no es para todo el público, no todos pueden soportar una historia que se toma el tiempo en desarrollar la trama relativamente sencilla con música.

Creo que hay 3 formas para disfrutar el ansiado regreso de la niñera británica.

El Regreso de Mary Poppins es la historia de Annabel, John y Georgie, interpretados por Emily Mortimer, Pixie Davies y Nathanael Saleh; son hijos de Michael Banks, que en la primera entrega es uno de los niños que cuidó la niñera británica. Mary Poppins, interpretada por Emily Blunt, regresará y hará que los niños usen la imaginación que su padre oprimió luego de la muerte de su esposa y ante las presiones que tiene ante la deuda hipotecaria  que pone en riesgo perder la emblemática casa a manos de un banquero donde trabajó el abuelo George W Banks. Los niños ayudarán a su familia a conservar su hogar y fortalecer sus lazos mediante música y coreografías en Londres en 1930, aproximadamente.

Para disfrutar la película, encuentro tres formas: la primera es la nostálgica, que revive la continuación de la historia ubicada 20 a 30 años después de la primera visita de Mary Poppins. La película puede ser un cierre de aquella primera historia y una esperanza de que la niñera puede regresar cada que la familia Banks se encuentre en problemas y requieran recordar como el amor y los detalles sencillos de la vida son lo más importante para enfrentar los retos de la vida.

LEE: El Cascanueces y los cuatro reinos, innecesariamente oscura

La segunda forma para disfrutarla es como un musical independiente que tiene como inspiración un contexto postguerra mundial en Londres. La ventaja de la película es que los personajes se presentan y se desarrollan de inicio que no es necesario ver la primera entrega para comprender la trama, así que la primera parte podría funcionar como precuela.

La tercera solo es para los niños, las nuevas generaciones que disfrutarán de los efectos especiales, de la música, de las coreografías y de los tres momentos en donde los niños y Mary interactúan con caricaturas y con seres extraordinarios.

El ritmo de la película es ágil pero la trama es densa, siento que la historia es tan simple que trataron de alargar lo más que se pudo la película lo que provocó que se hiciera pesada. Por ejemplo, cuando se terminó la película pocos pedirán más, la mayoría saldrá agradeciendo que se haya terminado. Debido al avance tecnológico, los efectos especiales sorprenderán a pocos y los números musicales tampoco están al nivel de la original compuestos por Richard M Sherman y Robert B Sherman. No hay nada comparado con Supercalifragilisticexpialidoso ni con Vamos a volar un cometa.

Para mí: la película tiene historia, tiene trama, tiene ritmo y como secuela me parece que es un buen cierre denso y largo a pesar de que la duración es la misma que la primera entrega, hay pocos factores entrañables que me harán volver a ver El Regreso de Mary Poppins, aunque reconozco que para los ojos de niños menores a 7 años, podría resultar atractiva y proactiva para incitarlos a siempre usar la imaginación.

Si no te gustan los musicales, aléjate lo más que puedas. Si no creciste con Mary Poppins, puedes verla por curiosidad pensando en que la primera parte es mejor. Y Meryl Streep como la Tía Topsy, es completamente olvidable.

Como recomendación, prefiero considerar que Saving Mr Banks de 2013 es la secuela para adultos de Mary Poppins, creo que tiene momentos más entrañables sobre la negociación de Walt Disney para conseguir los derechos de la obra de P L Travis.

Comentarios