La menopausia es una etapa normal en la vida de la mujer, es el último ciclo menstrual. Los síntomas posiblemente inicien  años antes. Los indicios  no tienen duración y término específico.

Los cambios en los niveles de estrógeno y progesterona, que son dos hormonas femeninas que se reproducen en los ovarios, generan cambios; etapa conocida como la transición menopáusica  y es normal si da inicio  mucho antes del último período menstrual.

La edad promedio para el último período son los 51 años. Fumar puede llevarle a una menopausia temprana, así como algunas cirugías, tales como la histerectomía  que ocasionará la suspensión definitiva de la menstruación y con ello la aceleración del proceso.

Es común que no se presenten síntomas conocidos como calores súbitos, porque si los ovarios no han sido removidos, pueden todavía producir hormonas, una vez que la producción de estrógeno disminuye, inician los síntomas.

La mujer adulta que dejó atrás la menopausia está expuesta a la descalcificación, condición que provoca fragilidad de los huesos conocida como osteoporosis, lo  que aumenta el peligro de fracturas. La carencia de hormonas también ocasiona alteraciones de las grasas de la sangre y aumenta el riesgo de enfermedades del corazón.

LEE: ¿Tienes obesidad o fumas? Cuídate de las hernias

 Para disminuir los riesgos es importante mantener un estilo de vida saludable. Hacer ejercicio moderado diariamente, evitar fumar y mantener una alimentación rica en calcio consumiendo leche, queso y tortillas. 

 “Las derechohabientes acudir periódicamente a sus revisiones en las Unidades de Medicina Familiar ya que es importante que  reciban los estrógenos que dejó de producir por la menopausia, prescripción a cargo del médico”, comentó Farwell Fortino Guerrero, director de consulta familiar del Hospital de Gineco Obstetricia 7  del IMSS en Tijuana.

Son indispensables los exámenes para la detección de cáncer cérvico uterino mediante el Papanicolaou y un estudio clínico de las mamas para saber si existen alteraciones como  bolitas, cambios de coloración y textura.  Asimismo, se debe identificar la presencia de várices.

Resulta indispensable que la paciente continúe con las indicaciones médicas y con sus citas subsecuentes en el marco de las acciones preventivas.

Comentarios