Buena
3.4Nota Final
Historia
Guion
Ritmo
Actuación
Puntuación de los lectores 0 Votos

Es tensa, entretenida y cotidiana, es La Camarista, una película contemplativa que nos muestra una profesión enfocada en el anonimato. Me gustó pero tengo mis dudas sobre cómo la recibirá el público en general, pues su narrativa es tan cotidiana que habrá quienes demeriten la realidad que retrató la directora Lila Avilés.

La Camarista es la historia de Eve, interpretada por Gabriela Cartol, una camarista en un lujoso hotel de la Ciudad de México que sueña con dar mantenimiento a uno de los pisos más altos del hotel y por consiguiente tener un mejor sueldo para saldar sus deudas y darle una mejor vida a su hijo de 4 años. Eve nos mostrará los problemas cotidianos de la clase trabajadora y como la rutina les roba los sueños y anhelos, incluso los enajena de conocerse a sí mismos.

LEE: Roma, tan parecido a un abrazo desde la cotidianidad

La Camarista es cine contemplativo, no pretende nada más que mostrar una vida cotididana de una trabajadora por lo que tenemos un ritmo lento, repetitivo y rutinario, como la jornada de trabajo de cualquiera. Lo atractivo de la historia es que se trata de uno de los empleos destinados al anonimato, que están diseñados para que los clientes no los vean, no se sienta que existen y que los hoteles están siempre listos para los huéspedes. El anonimato de las camaristas es parte de la magia de las vacaciones.

Tiene un ritmo lento, se toma su tiempo para contemplar las técnicas de limpieza, de tender de la cama, de cómo pasa el tiempo y las tensiones en el trabajo los abruman. Eve, es una mujer que no se conoce, que quiere amar pero es tímida, que no sabe qué le gusta y probablemente eso la lleve a tener objetivos tan dispersos pero tan claros a la vez.

Si te gustó Roma, te gustará La Camarista. Por ser cine no comercial está en pocas salas y es una grata opción si quieres pasar 2 horas de una historia interesante y cotidiana en la que te podrías identificar o encontrar rasgos de algunos de tus compañeros de escuela o trabajo.

 

Comentarios