Durante los 21 años de historia del asilo El Refugio en Tijuana han muerto 7 adultos mayores, 4 delas víctimas perdieron la vida durante la semana en curso. El escándalo por la difusión del video del estado de salud de Juana Cervantes puso en evidencia las carencias que indignaron a quienes vieron el pecho “engusanado” de la mujer de 70 años que perdió la vida el martes 13 de agoto. Las autoridades municipales dicen que se trata de pacientes terminales.

Mientras José Guadalupe Magallanes, que trabajó un año en El Refugio exije a sus compañeros que revelen la verdad; el secretario de Desarrollo Social Municipal, Manuel Figueroa, insiste que algunos de los adultos mayores deciden dormir en el piso aunque reconoce que hacen falta 15 camas.

LEE: Indiferencia del gobierno ante muerte de 4 adultos mayores en asilo de Tijuana

Agustín Estrada llevó 3 cartulias y se manifestó fuera del asilo, es el activista que visitaba a su primo José Luis y se indignó por las condiciones que presenta el asilo, de poca higiene, limitados alimentos y dificultades para atender a 250 pacientes con enfermedades diversas, desde diabetes e hipertensión, adicciones, problemas psiquiátricos y cáncer. Todos conviviendo en un mismo espacio y compartiendo la misma dieta. La explicación de las autoridades sigue siendo que son personas abandonadas y que será dificil elaborar una demanda por responsabilidades legales por la muerte de los 4 pacientes.

La sinceridad sí existe en Ramón Echeverría, volunatrio en enfermero desde hace 4 años, le tocó curar las heridas Juana Cervantes y de los otros 4 adultos mayores de 70 años que fallecieron en la semana. Ramón reconoce que hacen falta recursos económicos y voluntarios.

El ayutamiento ha donado 200 mil pesos durante los últimos 3 años para atender a 250 adultos mayores, lo equivalente a 266 pesos por año por paciente. El gobierno del Estado le condona el costo del agua y adicionalmentte les ha entregado 45 mil pesos para remodelación de la cocina y aseguraron que se hacen cargo de los gastos funerarios de los pacientes que pierden la vida en el asilo.

Mientras el gobbierno municipal visitó este jueves el asilo El Refugio por novena ocasión en 3 años para realizar una improvisada jornada médica para evitar más decesos; los cuerpos de Juana Cervantes de 72 años, María Estela Zacarías, Salvador y Jesús de 70 se encuentran en el servicio médico forense de Tijuana, están en Semefo en espera de llegar a la fosa común, pues nadie los reclamará y probablemente nadie les haga justicia pues el asilo está en regla a pesar de las carencias de alimento, medicameto e higiene.

Comentarios