Del 6 de marzo al 18 de abril estará  vigente el Operativo Cuaresma 2019, con la finalidad de proteger la salud de la ciudadanía que gusta de comer mariscos y los compra en establecimientos como pescaderías o supermercados así como en restaurantes.

Durante la cuaresma se intensifican las acciones de vigilancia sanitaria a los productos de la pesca, a los establecimientos dedicados a su almacenamiento, distribución y venta, debido al incremento de su consumo.  Lo que se promueve son las buenas prácticas de manejo y conservación de estos productos, dado que son perecederos y pueden descomponerse en un corto plazo si no se encuentran frescos o refrigerados.

LEE: ¿De qué tamaño es la pesca ilegal de langosta roja en Baja California?

 Durante el 6 de marzo al 18 de abril se intensifican las acciones de vigilancia, donde el personal de salud realiza visitas de verificación periódicas para constatar las condiciones físicas y sanitarias de los establecimientos como pescaderías, tiendas de autoservicio, restaurantes, entre otros, tomando muestras de productos para garantizar que éstos se encuentren en condiciones aptas para su consumo.

 Ley General de Salud, Reglamento de Control Sanitario de Productos y Servicios, además de las normas oficiales mexicanasNOM-251-SSA1-2012 y NOM-201-SSA1-2015.

Para el manejo de los productos de mar se deben considerar algunas medidas en casa como: no dejarlos en temperatura ambiente, lavarse las manos antes y después de estar en contacto con estos alimentos, revisar que el pescado tenga ojos brillantes, agallas rojas, el olor fresco y que las escamas no se desprendan fácilmente; no consumirlos crudos y recordar que el limón no elimina las bacterias o parásitos.

 

Comentarios