La policía tuvo que hacer recorridos constantes en la casa donde pasan su primera noche los 84 integrantes de la Caravana Migrante que han llegado a Tijuana para iniciar su solicitud de asilo humanitario en Estados Unidos. Los vecinos los rechazaron y amenazaron por lo que optaron por pedir vigilancia pues su seguridad había sido amenazada en Playas de Tijuana.

Los migrantes consiguieron asesoría legal y ayuda logística para mejorar sus oportunidades y obtener el asilo humanitario de manera ordenada. El gobierno de Estados Unidos ha sido exigente en advertir que negará el asilo si alguno trata de ingresar violentamente a la Unión Americana, por lo que buscaron la manera de llegar anticipadamente y ser de los primeros en tramitar su proceso migratorio.

LEE: Llegan los primeros 85 de la Caravana Migrante a Baja California

Curiosamente, los vecinos de la Sección Coronado sintieron que los migrantes son una amenaza a su seguridad mientras los migrantes supuestamente llamaron a la policía por amenazas de muerte. Ahora todos son amenaza de todos.

“Este grupo de personas vienen guiados, asesorados y ya tienen un domicilio en Playas de Tijuana a donde llegaran”, informó el Secretario de Desarrollo Social Municipal, Mario Osuna Jiménez. “En su momento se les brindó atención y se les ofrecieron espacios en estancias o albergues para migrantes, pero lo rechazaron”, dijo.

El funcionario explicó que por medio del Grupo de Coordinación que encabeza el INAMI se mantendrá monitoreo de este fenómeno migratorio, para brindar apoyos humanitarios en caso de ser necesario.

Comentarios