Tijuana ha vivido días de poca tolerancia hacia los centroamericanos de la caravana migrante. Desde la llegada de los primeros 80 integrantes de la comunidad LGBT se iniciaron protestas de tijuanenses en contra de que los migrantes se refugiaron en casas particulares, luego algunos residentes de la zona de Playas insultaron y golpearon a más de 200 que se encontraban en la zona del malecón, cerca del muro divisorio.

El grupo de tijuanenses inconformes gritaba “México Primero” y entonaba el Himno Nacional y así lograron que los migrantes aceptaran irse a albergues. Siguieron llegando las caravanas y ya hay 2 mil centroamericanos en Tijuana.

Pero la sorpresa la dio el alcalde Juan Manuel Gastélum que se dejó llevar por los rumores y estereotipos y le dio la razón a los ciudadanos inconformes y sentenció que en Tijuana se hará una consulta para saber si los ciudadanos quieren seguir recibiendo migrantes y en caso de que no, instalar filtros en la vecina ciudad de Tecate le dijo a Alejandro Domínguez en Milenio.

 LEE: Gobernador pide ayuda millonaria para apoyar a Caravana Migrante

“Estamos levantando una consulta para verdaderamente si seguimos recibiendo a estas personas que me atrevo a decir, no todos son migrantes, subiéndose a las bardas de los tijuanenses, no queriendo aceptar asistencia social,  quejándose porque no querían los alimentos, querían otro tipo de alimentos” dijo Juan Manuel Gastélum, el alcalde de Tijuana se encuentra en la Ciudad de México luego de una gira por China. Para frenar a la migración propuso “poner retenes en Tecate”.

El gobierno del alcalde panista está exigiendo 80 millones de pesos para resolver el problema y fue cuando se tornó político el discurso que pidió a los legisladores de Morena que destinen recursos.

“Derechos Humanos se me va a echar encima pero no importa porque yo sigo considerando que los Derechos Humanos son para los humanos derechos”, dijo el alcalde.

“Son una bola de vagos, mariguanos, fumando mariguana en la calle, agrediendo a las familias de Playas de Tijuana”, dijo sobre los 4 migrantes detenidos por problemas en la vía pública contra quienes pidió aplicar el “33 constitucional” para que sean deportados.

La información seria indica que hay 10 mil personas de Centroamérica que se encuentra en México con la intención de cruzar a Estados Unidos para solicitar asilo político. 2 mil se encuentran en Tijuana, 1,200 en la Unidad Deportiva Benito Juárez. Hay 14 albergues y disponibles hay 700 espacios más que serán insuficientes.

“Se cree que están en trayecto en distintos puntos entre la Ciudad de México y Baja California, otras 4 mil personas y otras 4 mil adicionales entre lo que es el estado de Chiapas y Baja California”, comentó Rodolfo Olimpo, Coordinador de Atención al Migrante en Baja California.

“Están siendo advertidos para que si se altera el orden o se comete algunas cuestiones fuera de la ley podrán ser detenidos y puestos a disposición del INAMI”, dijo Francisco Rueda Gómez, secretario de gobierno de Baja California. “Se está haciendo un registro para conocer quiénes están ingresando. Hay reglas, este albergue tiene reglas y obviamente para resguardar la integridad física de ellos mismos y de la propia zona”, comentó.

Comentarios