Con el fin de evitar que siga siendo un foco de infección y refugio de indigentes, el Gobierno de Baja California anunció que en dos meses quedará concluida la limpieza de los cauces del Río Tijuana y del Río Alamar, en un trayecto total que comprende 13 kilómetros y cuyas acciones comenzaron en una primera etapa el pasado sábado 4 de julio.

 En este sentido, el titular de la SEPROA, destacó la iniciativa del gobernador Bonilla Valdez, de coordinar los esfuerzos para abatir la problemática en la canalización, que, aun siendo responsabilidad de la CONAGUA, decidió asumirla por el bien de los bajacalifornianos.

LEE: Empieza rehabilitación de ciclopista en la canalización del río Tijuana.

 “Llegaron tres bombas especiales para la planta de bombeo CILA que van a evitar que se tape constantemente la planta porque tiene aditamentos que van a romper con objetos (pantalones, colchones, llantas); esto es un problema de salud pública por el lado de la suciedad, aguas negras y transmisión del dengue”, puntualizó Faz Apodaca.

 Informó que existe casi un metro de azolve que se va a eliminar en aras de que el canal del río cumpla con la función para lo que fue construido, de igual forma, comentó que en el operativo de limpieza de ayer sábado se recogieron residuos para llevarlos a las instalaciones de la Comisión Estatal de Servicios Públicos de Tijuana (CESPT) en Punta Bandera.

 Supuestamente el dinero que se ha obtenido de las “aguachicoleras” es aplicado a este tipo de acciones de rehabilitación y mantenimiento; y que a la fecha suman 600 millones de pesos recuperados y destinados a importantes proyectos.

Supuestamente habrá un sistema de vigilancia permanente en la zona.

El secretario de Salud, Alonso Pérez Rico, agregó que las condiciones en las que se encuentra el canal originan un grave problema de salud, pues se convierte en detonante de enfermedades gastrointestinales, dérmicas y conjuntivitis, entre otras.

 El Fiscal Central, Hiram Sánchez Zamora, agregó que la limpieza del canal coadyuvará a inhibir la alta incidencia delictiva y reportó que tan solo en la zona de la canalización del río, en este 2020 suman 21 homicidios.

 Cabe destacar que adicionalmente a estos esfuerzos, el Gobierno del Estado, contempla otros proyectos de gran calado, como el “Colector Costero”, que busca abatir el escurrimiento de aguas negras que provienen de los desarrollos existentes en la costa de Tijuana a Ensenada.

Comentarios