Se presume que el Hospital Materno Infantil en Tijuana brindará atención médica a una población superior al millón de habitantes. El proyecto iniciado por el exgobernador José Guadalupe Osuna Millán fue abandonado por Gobernador del Estado, Francisco Vega de Lamadrid, a pesar de haber nombrado al hermano del exgobernador como su segundo secretario de salud estatal.

Francisco Vega supervisó los avances que registran los trabajos de construcción y equipamiento de la segunda etapa del Hospital Materno Infantil en Tijuana, cuya inversión en esta fase del proyecto es de 62 millones de pesos.

LEE: ¿Por qué los mosquitos son los peores enemigos de las embarazadas?

Acompañado del Secretario de Infraestructura y Desarrollo Urbano del Estado (SIDUE), Florencio Alfonso Padrés Pesqueira, constató que actualmente se realizan las preparaciones e instalaciones para equipos de aire acondicionado, eléctricas, hidrosanitarias, de voz y datos, así como trabajos de reforzamiento, albañilería y acabados, entre otros.

El edifico público estuvo abandonado por 5 años en la Tercera Etapa del Río, cuenta con una superficie de 9,797 metros cuadrados de construcción, con un alcance de proyecto que considera 60 camas censables, capacidad instalada de 4 quirófanos, 3 salas de expulsión, 8 consultorios, área de urgencias, unidad de cuidados intensivos neonatales.

LEE: Madres ya pueden usar la nueva sala de lactancia en Palacio Municipal

Central de equipos y esterilización, hospitalización, áreas auxiliares de diagnóstico: laboratorio, imagenología, así como área de servicios generales que comprenden cuarto de máquinas, lavandería y cocina; sanitarios, almacén, áreas administrativas y estacionamiento.

La actual etapa en ejecución inició en agosto de 2018 y se proyecta concluya en los primeros meses de 2019, después de lo cual se continuará con su equipamiento. Una vez en operación, el Hospital Materno Infantil fortalecerá la atención en materia de salud y vendrá a despresurizar los servicios gineco-obstetras y neonatales que se atienden en el Hospital General de Tijuana.

Comentarios