Policías de Tijuana evitaron que un ciudadano fuera víctima de una extorsión telefónica, cuando pretendía realizar el depósito en una sucursal bancaria. Una denuncia ciudadana alertó a los policías municipales que acurdieron a una sucursal bancaria ubicada sobre la avenida Guanajuato y bulevar Agua Caliente de la colonia Cacho.

LEE: ¿Qué debe hacer el gobierno para disminuir las extorsiones telefónicas?

En el banco se encontraba un hombre que estaba siendo víctima de una extorsión telefónica, ya que los maleantes le dijeron tenían secuestrado a un familiar, por lo que exigían la cantidad de 300 mil pesos.

De inmediato los uniformados se comunicaron vía telefónica con la supuesta afectada, quien manifestó estar a salvo y sin problemas.

Comentarios