Embarazada fue detenida por la policía de custodia penitenciaria, ya que pretendía ingresar droga al Centro de Reinserción Social, Cereso de Tijuana, y entregársela a un privado de la libertad.

Fue el pasado fin de semana durante el horario de visita en el Cereso, donde Policías Estatales de Seguridad y Custodia Penitenciaria detectaron a Nohemi Viridiana que se encontraba con un comportamiento nervioso en la fila de ingreso. Le pidieron que acudiera a la Aduana Inteligente y someterla a una revisión por medio de un escáner de rayos x. Ella se negó manifestando que estaba embarazada y que no podía acceder a ese tipo de revisión.

Ante la negativa los elementos custodios procedieron a entrevistar a la visitante quien sostuvo en cinco o seis ocasiones que no traía nada prohibido consigo, finalmente acepto que un día antes en un centro comercial cerca de su casa le entregaron un envoltorio para que lo ingresara al Centro.

Precisó que una vez dentro se lo daría a un privado de libertad apodado “El Pancho” de quien no conoce el nombre completo ya que solamente ha conversado con él en la zona de visita.

LEE: Ellas trataron de meter droga al reclusorio y fueron arrestadas

Accedió a entregar el paquete con dos envoltorios transparentes conteniendo en su interior al parecer droga de la conocida como metanfetamina la cual arrojó un peso aproximado de 38 gramos.

La mujer fue detenida y puesta a disposición del Ministerio Público del Fuero Federal donde se determinará su situación legal.

Por la seguridad de los internos y visitantes es que se cuenta con equipo tecnológico que permite mantener el orden y agilizar las revisiones con respeto a los derechos humanos.

Comentarios