Las “Clínicas de Fiebre” que anunció el Gobierno de Baja California, coadyuvarán a prevenir mayores contagios de COVID-19, aplicando “tratamientos tempranos” en personas con síntomas respiratorios leves, tos seca, dolor de cuerpo y otros.

En esta ocasión, el secretario de Salud del Estado, Dr. Alonso Oscar Pérez Rico, explicó de manera detallada el concepto de clínicas “Centinela” para el tratamiento de pacientes infectados por Coronavirus, a fin de responder a preguntas que el mandatario estatal dijo haber recibido durante la anterior videotransmisión en vivo.

 LEE: Con 30 muertes por Covid – 19, Baja California es segundo lugar en mortalidad

Tanto el gobernador Bonilla Valdez como el secretario de Salud, aprovecharon el medio de difusión en redes sociales para atender dudas y cuestionamientos de la ciudadanía con respecto a las acciones sobre la Pandemia y la reestructuración dispuesta en el sistema de salud en Baja California, ante la actual Emergencia Sanitaria.

El mandatario estatal reafirmó que su administración es un gobierno de “puertas abiertas” hacia toda la población, y que las redes sociales son una herramienta eficaz, para que fluya más la comunicación, con el fin de estar más al tanto de problemas y dudas que aquejan a los bajacalifornianos por la contingencia del COVID-19.

“Todas las cifras y números de casos, las escuchan en las transmisiones en vivo y pueden consultar nuestras páginas oficiales, por cualquier información adicional”, aseguró.

Sobre el método o proceso “centinela”, adoptado como parte de la reconversión de los hospitales en Baja California, el Dr. Pérez Rico, explicó que es un esquema para dar seguimiento a la salida o trámite de una enfermedad.

“Se practican muestras en pacientes con determinados síntomas, como se hizo con la influenza, se les practican pruebas de laboratorio al 10% de esos pacientes que son ambulatorios, y al 100% de los que están hospitalizados. Al final se hace un cálculo y diagnóstico, de cuantos son ambulatorios y de la letalidad de la enfermedad, como es ahora el caso del COVID-19”, explicó.

Con respecto a las fases de la pandemia del COVID-19, el secretario de Salud, detalló que la fase 1, es la primera medida orientada a que la gente infectada, o que viajó a una zona de riesgo, debe estar apartada del resto de la población sana.

La fase 2 consiste en identificar a aquellas personas que traen esta infección importada desde el extranjero y lograr una contención adecuada; la fase 3, una vez que se sobrepasen los casos contenidos y se conozcan los que no tienen relación con los pacientes importados, se da un contagio comunitario, cuando hay mayor expansión.

En tanto, detalló que la fase 4, se activa cuando se producen casos de transmisión comunitaria sostenida, es cuando se llega al punto más alto de la curva epidemiológica, y la fase 5 es la salida de la enfermedad, pero se deben tomar medidas para que no haya nuevos brotes. 

Sobre la función que tendrán las “Clínicas de Fiebre” en Baja California, Pérez Rico, refirió que dichos modelos fueron utilizados en las ciudades que fueron el epicentro del Coronavirus, como el caso de Wuhan, en China. Son unidades de primer nivel, con personal médico debidamente equipado y protegido para atender pacientes sugestivos a COVID-19, al presentar tos seca, fiebre, dolor de garganta y de articulaciones.

Se les practican pruebas PCR en tiempo real, se valoran clínicamente e inician con tratamiento temprano de “cloroquina y/o azitromicina” que se utiliza para tratar ciertas infecciones bacterianas.

También en la “Clínica de Fiebre”, se determina los pacientes que deben ser hospitalizados, que son el 15% y un 5% van directamente la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI).  

El secretario de Salud, hizo mucho hincapié que a partir del próximo lunes 27 de abril, comenzará la etapa más crítica para Baja California, por lo que la población deberá extremar medidas de salud e higiene, y quedarse en su casa.   

Sobre la estadística en Baja California, informó que se han estudiado 3 mil 115 casos, de los cuales mil 215 “dieron positivo” (Tijuana 700, Mexicali 420, Ensenada 27, Playas de Rosarito 15, Tecate 49 y San Quintín/Vicente Guerrero 4).

Se reportan 171 (Tijuana 117, Mexicali 40, Ensenada 5, Tecate 5, Rosarito 3, San Quintín /Vicente Guerrero 1). En una gráfica de la Secretaría de Salud, los 171 decesos en Baja California, 61% son de sexo masculino, y 39% del sexo femenino. 

Se registran 132 pacientes recuperados de COVID-19 en el estado, después de 14 días de no presentar síntomas. De estos 132 pacientes, 70 son de sexo masculino, y 62 del sexo femenino. Con una edad promedio de 40 años.

Continúa el reclutamiento de médicos y enfermeras para mayor información pueden comunicarse al teléfono (686) 559 58 00, extensiones 4675, 4520,4518 y 4521; y directamente al Hospital General de Tijuana (664) 352- 75- 72 y (664) 204-59-69.

Comentarios