Buena
2.9Nota Final
Historia
Guión
Animación
Ritmo
Puntuación de los lectores 1 Voto

Dragon Ball Súper Broly es la muestra clara de que una caricatura ha encontrado la formula de mantener vigente entre las nuevas generaciones y consolidar su culto entre sus fanáticos desde la década de los 80. Es una película divertida, con una animación conservadora que quiere actualizarse y logra colores y escenas de acción ágiles no aptas para epilépticos.

Dragon Ball Broly es una película que podemos dividir en tres: la primera parte es una historia de origen de Goku y de la destrucción del planeta de los Saiyajin, por otra es el origen de Broly, un nuevo contrincante con fuerzas descomunales que se enfrentará a Gokú y la tercera parte es la historia de Freezer, un guerrero que le hace falta encontrar una de las 7 esferas del dragón que le permitirán pedir su más condiciado deseo: crecer 5 centímetros más. En esta búsqueda se enfrentará con Gokú que también estaría buscando la otra esfera para un fin igual de absurdo y ambos conocerán a Broly, una amenaza que será la esperanza de Freezer para dominar al universo.

LEE: Máquinas Mortales, visualmente atractiva pero sin historia

La historia es muy Dragon Ball, su escencia está ahí y esto se debe a que Akira Toriyama, el creador original, se involucró en la nueva historia que sí es canon de la franquicia, hacienda a un lado a lo que se sabia de Brolyn.

Dragon Ball se permite burlarse de si misma, tiene un humor infantil curioso y escenas para adultos escondidas elegantemente todo bajo el estilo que caracteriza a la historia. Para quienes no fuimos fanáticos de la saga es una buena forma de sumarnos, por toda la explicación e historia de origen de los personajes que aparecen protagonizando la trama y las referencias a la serie en caricatra.

Lo que me pareció sobrado fueron las largas peleas que los fanáticos sí están acostumbrados, luchas, golpes, dimensiones, colores que estallan en la pantalla y logran secuencias de acción épicas para la franquicia. Para mi gusto: algunos efectos mal logrados, pero comprendo que es parte de una evolución en animación a 3D.

La historia relativamente es repetitiva y cíclica en la saga de Dragon Ball pero el guión es divertido, es un gran episodio que les funcionará para los fans y que pueden disfrutar las nuevas generaciones que buscan historias de grandes peleas.

Comentarios