Bien
3.4Nota Final
Historia
Guion
Ritmo
Efectos Especiales
Puntuación de los lectores 0 Votos

La etapa de las películas de los mutantes concluye con 4 películas con el mismo reparto, pero es una saga de más de 10 títulos que inició en el 2000 con primeros actores como Hugh Jackman, Patrick Stewart, Ian McKellen y Halle Berry. Este ciclo me deja satisfecho porque se necesitaba cerrar de manera legal aunque la película no le hace justicia al valor de los súper héroes de Marvel.

Dark Phoenix es la historia de la mutante Jean Grey, interpretada por Sophie Turner, una activa súper heroína que durante una misión absorbe un descomunal poder con conciencia que le hace revivir sus más oscuros deseos y profundas frustraciones sepultadas por el telépata y líder de los X Men, Charles Xavier, interpretado por James McAvoy. Jean confundida cometerá actos atroces que devolverán la desconfianza de la humanidad ante los mutantes; mientras una raza extraterrestre buscará convencer a Jean de cederles sus poderes. Los mutantes se enfrentarán ante dilemas y luchas descomunales para recuperar el equilibrio.

LEE: Deadpool 2, un chiste familiar lleno de violenta acción

La película está llena de acción, efectos especiales interesantes y un guion básico. Esa es la debilidad de la trama, carecer de un guion complejo. Relativamente todo pasa rápido, fácil, los enfrentamientos son constantes y se agradecen los efectos especiales. El director Simon Kinberg concentró su presupuesto en los detalles y efectos e hizo de lado la cantidad de mutantes y de guionistas, hay pocos personajes que luchan mucho y parece que el resto de los personajes que hemos visto simplemente estaban en el retiro.

La película tiene un momento interesante, una reflexión de Raven, interpretada por Jennifer Lawrence, que a mi me gustó bastante pero probablemente sea polémico y molestará a los puristas.

Sobre Charles Xavier y Magneto o Erik Lehnsherr, interpretado por Michael Fassbender, es agradable que sean expuestos como contrapartes que no necesariamente representan el bien o el mal, pues de nueva cuenta son retratados como amigos con diferencias profundas que a su modo buscan el bien para los suyos.

Sí es disfrutable, está ligeramente apegada a la historia original, es mucho mejor que el intento hecho en 2006 con X Men la batalla final de Brett Ratner.

El ritmo es ágil, la historia cumple, el guión es promedio, las actuaciones se agradecen pero salí con el mismo sentimiento luego de ver X Men Apocalypse de 2016 de Bryan Singer. Muy lejos de X Men Days of future past de 2014 también de Bryan Singer o de X Men First Class de 2011 del director Matthew Vaughn.

Dark Phoenix está muy lejos de ser favorita, pero es un buen final a una larga saga promotora de la industria que hoy conocemos de películas de las historietas de súper héroes.

Comentarios