La leche materna puede brindar múltiples beneficios y ayuda a prevenir infecciones respiratorias agudas en los menores de seis meses de edad, por lo cual las madres de familia deben fomentar este hábito con sus hijos.

 “La lactancia materna puede evitar enfermedades de la piel, desnutrición, obesidad, diarreas y asma en el recién nacido, además favorece al desarrollo y crecimiento del infante”, comentó la Responsable de Salud Reproductiva de la Jurisdicción de Servicios de Salud, Maritza López Núñez.

Para la mujer también hay beneficios, ya que al amamantar disminuye la posibilidad de una hemorragia posparto, anemia y la mortalidad materna, también disminuye el riesgo de cáncer de seno.

LEE: ¿Cómo detectar si los niños tienen cáncer o algún tumor?

 “La leche materna tiene la temperatura ideal, disponibilidad inmediata e instantánea, contiene carbohidratos, lípidos, proteínas, fósforo y vitaminas que hacen de esta sustancia el alimento completo para la niña o el niño”, detalló Maritza.

Alimentar al bebé exclusivamente con leche materna reduce el gasto familiar porque no es necesario comprar leche en polvo o realizar un gasto para adquirir utensilios y sustitutos para enriquecerla, asimismo, se disminuye el gasto en medicamentos, ya que el menor presenta menos enfermedades.

Comentarios