Graves daños pueden causar muebles, llantas o escombros en la infraestructura pluvial de Tijuana durante la temporada de lluvia. Cada semana se han recogido entre 40 y 70 toneladas de basura, evitando que sea abandonada en las calles o tirada en canales y desarenadores, donde bloquean el paso del agua y provocan afectaciones.

La basura pesada representa un riesgo porque puede provocar inundaciones, ya que bloquean los cauces naturales y eso puede provocar crecientes de agua peligrosas.

Los vecinos pueden solicitar este servicio y, una vez programado, se da aviso a los residentes para que saquen su basura a la orilla de calle. Es importante no dejar esta basura en las calles, pues los camiones recolectores no pueden transportarla.

LEE: Hicieron el Basura Challenge en Tijuana

Cada jueves se realiza un recorrido por una colonia de la ciudad, donde trabajadores de limpieza se llevan ese tipo de desechos.

La población a acudir a sus delegaciones para pedir la recolección de sillones, refrigeradores, estufas, lavadoras, televisiones, llantas y escombros.

Comentarios