Los trabajadores afiliados ante el Instituto Mexicano del Seguro, IMSS, tienen derecho a servicios médicos así como las prestaciones económicas y sociales que otorga la institución, pero antes deben darse de alta con sus beneficiarios a la clínica que les corresponde de acuerdo a su domicilio.

Es obligación del patrón es dar de alta a sus empleados y posteriormente éste  deberá inscribir a sus beneficiarios ya sea presencialmente o por los medios electrónicos disponibles: www.imss.gob.mx  o App IMSS Digital.

LEE: ¿Por qué debemos verificar que nuestro salario esté bien registrado en el IMSS?

 Al omitir este paso, ante una eventualidad de salud se complica la prestación del servicio al no aparecer la vigencia del asegurado en sistemas informáticos, lo que genera una insatisfacción que pudo evitarse realizando el trámite.

 “Los patrones entregan una constancia de Alta a trabajadores inscritos por primera vez ante la dependencia y con ese documento se debe acudir a la Unidad de Medicina Familiar que le corresponde de acuerdo a su domicilio particular, para darse de Alta  con sus familiares”, explicó Francisco Iván Beltrones Burgos, delegado en Baja California y San Luis Río Colorado, Sonora.

Todo trabajador tiene derecho a registrar como beneficiarios del IMSS a su cónyuge, hijos y padres, en aquellos casos que cubran requisitos en el Artículo 84 de la Ley del Seguro Social.

LEE: ¿Cómo afiliar a los hijos en el IMSS por Internet?

 El departamento de archivo clínico comprobará la vigencia de derechos del asegurado y la procedencia de inscripción de beneficiarios, proporcionará la cartilla de salud y citas médicas, con el número de consultorio, turno y médico asignado.

Para mayor información, los trabajadores pueden acudir al área de archivo de cada UMF, de lunes a viernes, de 08:00  a 17:00 horas; ingresar a la página www.imss.gob.mx/tramites/catalogo/asegurado.htm o bien, comunicarse al 01 800 623 23 23 de la coordinación de Atención y orientación al derechohabiente.

Comentarios