Buena experiencia
2.1Nota Final
Historia
Guión
Ritmo
Efectos Especiales
Ambiente
Puntuación de los lectores 0 Votos

Si quieres mantenerte tenso, en suspenso y aterrado, Cadáver es la opción. Pocas veces he visto una película con un ambiente tan bien planeado y logrado, lástima que la película carece de historia y son un cúmulo de clichés ligados con un mínimo de lógica que proyectan una buena experiencia. Cadáver sí es una experiencia, pero sin historia.

Cadáver es la historia de Megan Reed, interpretada por Shay Mitchell, una expolicía que encuentra trabajo en la morgue para procesar los cadáveres que entregan al servicio forense durante las noches. Ella sabe que su trabajo se complicará porque es adicta a las medicinas que debe suministrarse para evitar alucinaciones. En su primer día de trabajo Megan recibe el cadáver de Hanna Grace, interpretada por Kirby Johnson, una joven con serias y profundas heridas que había sido exorcizada 6 meses antes. En el refrigerador cobrará vida para asesinar a quienes trabajan en el forense y sanar sus heridas. Megan deberá enfrentarla y asesinar al cuerpo poseído por un espíritu maligno.

LEE: Overlord, la mezcla atractiva de terror, acción y suspenso

La historia es bastante básica, cliché, las escenas de acción son una mezcla de todo lo que hemos visto en otros proyectos. Hay un sacerdote asesino que trata de quemar al demonio, hay un paramédico bonachón que es asesinado, hay incrédulos que son perseguidos, hay cámaras de video que se descomponen y difícilmente logran captar imagen del ente endemoniado. En fin, cumple perfectamente con todos los clichés.

Lo interesante de la película es la experiencia, el ambiente que logra el director holandés Diederik Van Rooijen, con una temperatura fría, una tensión por momentos escalofriante, con poca iluminación, con una arquitectura basada en concreto y metales, con el uso de tecnología que falla y música básica y necesaria. Todo ocurre en una noche, son dos horas con pocos efectos y muchas inconsistencias que son pasadas por alto ante la tensión que provoca la experiencia de la película.

Probablemente no la vuelva a ver, porque no me gusta sufrir con tanta tensión pero sí es recomendable para quienes gustan del género de terror sin escenas violentas, la película no es gore, no es explícita, solo tiene un buen ambiente.

Comentarios