Bien
3.0Nota Final
Historia
Guión
Ritmo
Actuación
Puntuación de los lectores 2 Votos

Suspenso cursi que mezcla momentos apocalípticos es lo que nos muestra la película Bird Box a ciegas, una historia protagonizada por Sandra Bullock para Netflix, un poco parecida a Un lugar en silencio, estrenada en Verano de 2017. Es entretenida, inteligente, crea una auténtica atmósfera y ambiente que nos lleva a un futuro distópico en el que la humanidad debe dejar de ver para salvarse.

Bird Box es la historia de Malorie, una mujer emabarazada que busca sobrevivir y salvar a sus dos hijos de ser poseídos por una extraña bruma oscura que provoca que los humanos se suiciden cuando la ven. La bruma se ha propagado por todo el mundo y algunas comunidades han usado a las aves para ahuyentar a la maligna bruma que solo puede manifestarse con ayuda de la luz directa y así tener contacto directo a los ojos. Malorie hará todo lo posible por encontrar un refugio, tal y como lo ha hecho por 6 u 8 años en los que ha aprendido a vivir con la vista limitada a lugares cerrados.

El planteamiento de la historia es muy atinado, el problema se logra comprender rápido y en cada personaje hay motivos comunes y personales que enriquecen la trama. Me agrada que la película se aleje de explicaciones religiosas y se concentra en la supervivencia de Malorie y sus hijos. La historia es creativa pero es similar a Un lugar en silencio en el que se plantea un futuro distópico en el que la humanidad convive con creaturas extraterrestres que se alimentan de lo que haga ruido, por lo que la humanidad debe aprender a vivir en silencio. A comparación, Bird Box tiene mucho menos acción, drama y suspenso y tiene muchas más interrogantes al incluir personajes que inexplicablemente sí pueden ver. Digo inexplicable, porque en verdad que nadie lo explica y esa es una gran inconsistencia del guión. Aún así, la historia no tiene sobras.

LEE: Un lugar en silencio, cine mudo que logra un gran suspenso

Los efectos especiales son justos, atinados. Las actuaciones cumplen con su rol y Sandra Bullock demuestra su capacidad histrónica de interpretar a personajes en apuros. El ritmo es ágil y adecuado, aunque la fotografía es promedio, siento que la edición ayuda mucho a crear el ambiente tenso de toda la historia.

En verdad que dificilmente volveré a ver Bird Box de la directora danesa Sussane Bier, prefiero Un lugar en silencio, aunque ambas sí se prestan para tener secuela o un SpinOff de algún personaje dentro o fuera de las películas disponibles en plataformas digitales.

Comentarios