Media tonelada de pirotecnia fue retirada de las calles a tráves de una serie de operativos de supervisión de puntos de venta de pirotecnia que se registró este fin de semana en la ciudad, mediante un esquema de coordinación entre la Sindicatura Procuradora, la Dirección de Inspección y Verificación, la Secretaría de Seguridad Pública Municipal (SSPM), la Dirección de Bomberos de Tijuana y la Secretaría de la Defensa Nacional (SEDENA).

“Estas acciones obedecen a los esfuerzos que realiza la administración municipal del XXII Ayuntamiento de Tijuana para regular la venta de material de pólvora terminado durante la temporada navideña”, señaló la Síndico Procuradora Ana Marcela Guzmán Valverde.

40 inspectores de la Dirección de Inspección y Verificación; 10 supervisores de la Sindicatura Procuradora de Tijuana; así como elementos de la SSPM y de la SEDENA, mediante el 28 Batallón de Infantería participaron de manera coordinada entre la Secretaría de la Defensa Nacional, Sindicatura Procuradora, Dirección de Inspección y Verificación, Secretaría de Seguridad Pública Municipal y la Dirección de Bomberos.

LEE: Familia al instante, abre la puerta a la navidad

Durante este operativo se atenderán 40 puntos de venta autorizados, así como ambulantaje y mercados sobre ruedas, en las nueve delegaciones de la ciudad en una serie de acciones aleatorias.

Los puntos de venta deben contar con la Anuencia de la Secretaría de Gobierno Municipal, Certificado de medida de seguridad de Bomberos de Tijuana, Supervisión de Sedena y el Permiso Extraordinario expedido por la Dirección General del Registro Federal de Armas de Fuego y Control de Explosivos de la SEDENA.

“El permiso extraordinario expedido por la SEDENA señala que en los módulos de venta autorizado sólo debe haber un máximo de 25 kilos de artificios pirotécnicos (producto terminado), 500 miligramos de carga pírica explosiva (pólvora) y los requisitos para su respectiva operación”, precisó la Síndico.

Con estas acciones, el Ayuntamiento de Tijuana impulsa un esfuerzo por controlar la venta de estos productos y detectar también material altamente flamante que ponga en riesgo la integridad física de los tijuanenses.

Dentro de las medidas de seguridad  establecidas en el Reglamento para la Prevención, Control de los Incendios y Siniestros para la Seguridad Civil en el Municipio de Tijuana y verificado por la Dirección de Bomberos para el manejo, almacenamiento y venta de fuegos pirotécnicos, destacan equipo de zapa (pala, hacha y pico), agua y arena, lámpara de emergencia, extinguidores de agua y ABC, señalamientos de no fumar y no venta a menores de edad, así como contar con puertas de entrada y salida.

Comentarios