Bien
3.3Nota Final
Historia
Guión
Efectos Especiales
Ritmo
Puntuación de los lectores 3 Votos

Aquaman es un gran espectáculo visual que entretiene con una historia que eleva la importancia del súper héroe famoso por hablar con los peces. Son dos horas y media de acción y de problemas familiares que a cualquiera harán recordar la trama de Star Wars y el aspecto de Tron. Aquaman es un buen trabajo de DC Comics aunque no supera en guion ni historia de la entrega de Wonder Woman.

Aquaman es la historia de origen de Arthur, hijo de la reina de los mares Atlanna interpretada por Nicole Kidman y del guardián del faro Tom Curry, interpretado por Temuera Morrison. Atlanna huyó del reino del Atlantis de un matrimonio arreglado, en la tierra se enamoró y tuvo a su primer hijo, Arthur. La traición no le fue perdonada a Atlanna que fue obligada a regresar a Atlantis a concebir a su segundo hijo para dejar el reinado. Al pasar los años, ambos hermanos lucharán por el reinado por motivos distintos, mientras Rey Orm interpretado por Patrick Wilson, buscará iniciar una guerra contra los humanos provocando ataques con aliados como Black Manta, interpretado por Yahya Abdul-Mateen II; Arthur, interpretado por Jason Momoa, buscará la unidad entre ambos mundos y regresar la paz en Atlantis.

La historia tiene tintes histriónicos y griegos basados en mitología, es un universo poco explorado y visualmente bien llevado con una propuesta novedosa con guiños electrónicos que simulan un alta tecnología bajo del mar. La historia puede parecerse a Star Wars debido a que de nueva cuenta son familias en conflicto y venganzas por situaciones personales. Los motivos de cada personaje están sólidos lo que ayuda a que el guion y la trama sea relativamente ágil aunque la película sea larga.

LEE: ¿Y ahora en qué falló DC con la Liga de la Justicia?

En el caso de Aquaman, me quedo con la interpretación y ambiente que le dieron a Jason Momoa en la Liga de la Justicia, con tomas en cámara lenta con música rock pesado y con movimientos bruscos que hacía parecer a un súper héroe enigmático. Ahora vemos torpe y tonto a Arthur, a un súper héroe que tiene éxito por suerte y por su gran corazón, tal y como le pasó a Thor en el universo cinematográfico de Marvel. Tal vez sea que el director James Wan le quiso dar más relevancia a Mera, interpretada por Amber Heard, mayor fuerza en la historia, pero la dupla por momentos suena boba, forzada y cursi.

Lo que sí hay que reconocer es la tecnología aplicada para crear el ambiente debajo del mar, un universo acuático digno de explorar con otras historias con reglas físicas distintas a nuestra cotidianidad. Las batallas son épicas, las secuencias son atractivas y emocionantes, entretenidas.

En la historia encontré inconsistencias, sin arruinar la experiencia, la historia supuestamente está situada después de los hechos ocurridos en la Liga de la Justicia pero Acuaman parece no recordar ni a Mera que ya había conocido en la cinta de 2017.

La película solo tiene una escena postcréditos y está relacionado con una posible secuela, nada extraordinario.

Aquaman es buena película pero dudo que sea mejor que Wonder Woman.

Comentarios