Buena
2.9Nota Final
Historia
Guión
Actuación
Ritmo
Puntuación de los lectores 0 Votos
Ana y Bruno me sorprendió. Es una historia que mantiene el misterio, el drama, la aventura y la intriga envuelta en una trama paranormal interesante que puede sorprender al público. La película no es para niños pequeños, pues el diseño es tétrico y la historia densa.
La película es sobre Ana, una pequeña que llega con su madre a un hospital psiquiátrico en donde descubrirá los razones que llevaron a la separación de su familia. Las alucinaciones de los pacientes del hospital la ayudarán a descubrir su potencial y a qué sus padres regresen como pareja.
Tal vez, todo suena como historia de amor, pero realmente habla de problemas psicológicos que cualquiera puede tener y en general, la historia es fuerte con diálogos densos disfrazados con la inocencia de la protagonista.

Aunque a la película se le invirtieron 8 millones de dólares, es muy torpe la animación. El arte de los personajes es oscura, Carlos Carrera, el director de Ana y Bruno retomó el diseño de su famoso cortometraje El Héroe de 1994 sobre un suicidio Metro de la Ciudad de México para crear a Ana, a su madre y padre. El contraste radica en que el diseño de personajes y de los paisajes o escenarios son diferentes, se notan parches y no como una película integrada. En la animación se concentraron en las texturas y no en los movimientos, por tanto: la piel de la elefanta y del duende o el metal del relojero se aprecian detallados, pero su movimiento es torpe.
La historia tiene detalles sumamente absurdos que entorpecen el desarrollo como el hecho de que un niño ciego que no alcanza pedales pueda robar y conducir autos a alta velocidad. Detalles sobrados como el personaje de la elefanta que solo estorba y nunca aporta algo realmente importante.
Lo peor fue que en una historia supuestamente infantil metieran un albur de masturbación. Otro personaje sobrado. Si hubieran eliminado esos detalles, tal vez hubieran optimizado esos 8 millones de dólares y tendrían un mejor producto.
No hagan caso al tráiler o avance, realmente es malo y lleno de clichés, realmente la película es mejor de lo que promovieron. Será dificil no recordar la película del Sexto Sentido con esta película.
La historia es digna de Guillermo Del Toro, vale mucho la pena verla una vez en la vida, solo una, porque aporta lo suficiente para tener esperanzas en un mejor cine mexicano, una buena historia que pudo ser excelente, pero la torpeza les jugó una mala broma.

Comentarios