El Ayuntamiento pide ayuda internacional y nacional para solventar la crisis humanitaria que enfrenta con la llegada de más de 4 mil 700 centroamericanos de la Caravana Migrante, pero su estrategia es ser agresivo y repartir culpas tanto al gobierno federal como a organismos de Derechos Humanos.

Secretario de Gobierno Municipal, Leopoldo Guerrero Díaz

“Parte de la crisis humanitaria que se vive con la Caravana Migrante tiene como origen la obstrucción por parte de organismos defensores de los derechos humanos para mantener el orden en el Refugio Temporal instalado en la Unidad Deportiva Benito Juárez”, señaló el secretario de Gobierno Municipal, Leopoldo Guerrero Díaz, señalando directamente a la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, CNDH.

LEE: ¿Por dónde cruzar con el cierre parcial de la Garita de San Ysidro?

Los organismos han tratado de impedir que se turne al Instituto Nacional de Migración (INM) a extranjeros que han sido detenidos por alterar el orden y consumir alcohol o drogas dentro del Refugio Temporal y en la vía pública, llegando incluso a amedrentar a jueces y policías que sólo cumplen con su trabajo.

Comentarios